Necesidades de agua de Aloe: regar una planta de Aloe Vera de la manera correcta



Las plantas de aloe son plantas suculentas que en su mayoría se consideran plantas tolerantes a la sequía. Sin embargo, necesitan agua, como cualquier otra planta, pero ¿qué necesita el agua de aloe? Las suculentas de aloe son más saludables y tienen la mejor apariencia cuando se mantienen ligeramente húmedas. Si esa es una recomendación confusa, sigue leyendo para obtener consejos sobre cómo regar una sábila.

Signos de riego excesivo o inadecuado de Aloe

El riego excesivo con plantas de aloe puede causar que se pudra, a menudo matando a estas suculentas hermosas y útiles. Riego de aloe puede ser complicado porque sufrirá con demasiada agua, pero puede marchitarse y morir con muy poco. En ausencia de un medidor de humedad, repartir la cantidad adecuada puede ser difícil. Con el fin de mantener esas hojas gloriosas parecidas a espadas, gruesas y saludables mientras se previene el daño a las raíces, se justifica un enfoque práctico.

Las técnicas de riego perfectas comienzan con un medio que drena bien. Una mezcla suculenta comprada funciona bien o el suelo de cactus con un poco de tierra regular mezclada con él también es adecuado. Asegúrese de que los orificios de drenaje en cualquier contenedor estén abiertos y sean abundantes. También es posible que desee colocar grava pequeña o guijarros en las 2 pulgadas (5 cm) inferiores del contenedor, especialmente si la maceta es alta.

Una sábila que está recibiendo demasiada agua puede marchitarse y oscurecerse. Las células ampolladas en las hojas son un signo de edema donde se ha absorbido demasiada agua. El moho en el suelo y cualquier ablandamiento de los tallos también indican demasiada humedad.

Las hojas de la planta demasiado secas se marchitarán y se arrugarán. Estas plantas almacenan agua en sus hojas y muy poca humedad causa este síntoma. Algo de amarillamiento también puede ocurrir e indica que es hora de regar.

Necesidades de agua de Aloe

El riego con Aloe vera debe ser lo suficientemente regular como para evitar que se arrugue y alentar el crecimiento, pero no tan frecuente como para ahogar la planta. En la temporada de crecimiento, generalmente en primavera y verano hasta principios del otoño, estas suculentas necesitan mantenerse moderadamente húmedas. Sin embargo, en invierno, el programa de riego debe reducirse a la mitad.

Los áloes pueden soportar períodos de sequía si se establecen, pero las plantas jóvenes necesitan un riego más frecuente para ayudarles a establecer sistemas de raíces y pueden verse gravemente dañados por condiciones excesivamente secas. En promedio, regar una sábila una vez por semana es suficiente, pero si las plantas están expuestas a la luz solar extrema y al calor, es necesario realizar una prueba táctil.

Esta es la forma más fácil de saber si el suelo está demasiado seco. Simplemente inserta tu dedo en el suelo hasta el segundo nudillo. Si está seco, riegue la planta. Si todavía está húmedo, espere unos días. Además, verifique los orificios de riego para ver si el suelo es papilla y retiene demasiada humedad.

Cómo regar un áloe

El riego con Aloe vera debe ser profundo e infrecuente. Regar profundamente un aloe también permite que las sales acumuladas se filtren del suelo. Las suculentas pueden ser sensibles a los minerales y productos químicos en los suministros de agua municipales. Si su aloe parece tener pico, use agua filtrada o destilada cuando irrigue.

Agregue un fertilizante líquido diluido una vez al mes al agua, pero solo durante la temporada de crecimiento.

Si su planta ha sido regada en exceso, sáquela del suelo y extiéndala para que se seque. Las raíces deben revisarse para detectar cualquier signo de enfermedad fúngica y recortarse si se descubre alguna. Replantee en suelo seco fresco en unos pocos días y no riegue durante una semana.

Estas son plantas prácticamente infalibles que pueden sobrevivir a la mayoría de los errores en el riego.

Artículo Anterior:
Todos soñamos con un exuberante jardín verde o macizos de flores. Desafortunadamente, a veces la naturaleza no siempre cumple con este sueño. Puede comenzar con unas pocas hojas que caen de una planta o dos, luego, lo siguiente que sabes es que no estás viendo nada más que ramas y tallos desnudos en tu jardín. Pued
Recomendado
Por Stan V. Griep American Rose Society Consulting Master Rosarian - Distrito de las Montañas Rocosas ¿Le parece intimidante la idea de querer rosas sin cabeza? Las rosas "marchitas" o la eliminación de las flores viejas de nuestras rosas parece generar cierta controversia, más o menos lo mismo que podarlas. So
En un jardín sostenible, el compost y el mantillo son ingredientes importantes que deben usarse constantemente para mantener sus plantas en las mejores condiciones. Si ambos son tan importantes, ¿cuál es la diferencia entre el compost y el mulch? El mantillo es cualquier material que se coloca en la parte superior del suelo alrededor de las plantas para ayudar a mantener la humedad y proteger las malas hierbas. P
Por Mary Dyer, Master Naturalist y Master Gardener ¿Qué es una característica del agua? En términos básicos, una característica del agua es una mejora del paisaje que utiliza agua y otros materiales para brindar belleza y tranquilidad al medio ambiente. Los tipos de características de agua para jardines incluyen estanques, cascadas y fuentes. Tipos
Una enredadera vigorosa y de crecimiento rápido, la enredadera de Virginia ( Parthenocissus quinquefolia ) es una planta sobresaliente para casi cualquier situación de suelo y luz. El crecimiento de la enredadera de Virginia proporciona una adición casi despreocupada al paisaje. El mantenimiento de enredaderas de Virginia se limita a la poda ligera y a la inmovilización. Ap
El pino del ciruelo ( Podocarpus elatus ) es una atractiva conífera nativa de los densos bosques tropicales de la costa este de Australia. Este árbol, que prefiere climas templados, es adecuado para crecer en las zonas de resistencia de la planta USDA 9 a 11. ¿Está interesado en cultivar pinos de ciruelo Podocarpus en su jardín? Sig
Por Becca Badgett (Coautor de Cómo hacer crecer un jardín de emergencia) Aunque a veces es atractivo en el paisaje, el arbusto de escoba escocesa ( Cytisus scoparius ) es una hierba nociva en el noroeste de los EE. UU. Y es responsable de la pérdida de una buena parte del ingreso de madera de esas áreas debido a la exclusión de especies nativas. El